demisdemonios@gmail.com

Por Siempre y un Dia:El Origen

Periodista y Escritor

Por Siempre y un Dia:El Origen

El Preludio de los Sueños 

El tiempo me llevó a convertirme en un blogero de tiempo completo, creando lo que hasta ahora han sido los proyectos de mi vida.

Temas como terror, nota roja etc, cree algo que me permitía mantenerme aunque se de un modo muy modesto, pero al final estaba haciendo algo que me apasionaba, dejando por un lado el escribir, enfocandome mas en generar una audiencia a la cual poderle mostrar mis historias más adelante..

De 2009 a 2014 y con una infinidad de aprendizaje, los blogs se comenzaban a rezagar dando paso a las redes sociales, pero principalmente a los videos de contenido, lo blogs evolucionaron para convertirse en canales de video.

No todos sobrevian a esta evolución, así que como anteriormente lo hice con eva y los blogs, retome el escribir y cree POR SIEMPRE Y UN DIA, cuento que escribí en el 2003 después de salir de la escuela, lo reescribi haciéndolo más como una especie de fabula del amor, poniendo como tema principal el orgullo y llevándolo a una situación sobrenatural. Y lo hice en video con imagenes, pensando que se iba a compartir en redes sociales y presentarlo como creacion mia con los seguidores de mis blogs.

Solo puedo decir que lo vieron algunos familiares y pasó sin pena ni gloria. Pero la realidad es que cada vez había más plataformas masivas y gratuitas para mostrar tus trabajos, era el momento de aprovecharlas y aprender de ellas.

Te presento el cuento completo de POR SIEMPRE Y UN DIA. que lo disfrutes.

Por Siempre y un Día

Sigo teniendo el mismo sueño, la lluvia deshace el cielo, tus ojos cristalinos se pierden en el vacío, mis palabras te destruyen, no dices nada, solo te grito que no quiero volver a verte, me dices que si así lo quiero está bien, te vas entre la lluvia enfurecida que devora tu cuerpo, te has ido para no volverte a ver.

Tiene un año que no sé nada de ti y cada día tengo el mismo sueño, el sueño de un recuerdo, de un maldito recuerdo que deseo olvidar.

Una discusión sin sentido que se fue haciendo más fuerte, nadie cedió y te grité que te fueras, que no te quería volver a ver, otras veces lo había hecho y tú me decías que no, que me querías y que ibas a estar conmigo por siempre, por siempre y un día. Me sentía tan seguro de tu amor. Pero no no te iba a pedir que te quedaras, no me iba a doblar ni a mostrar débil ante ti, al fin y al cabo tú me amabas e ibas a estar conmigo por siempre y un día.

A veces las noches suelen ser una lucha a muerte conmigo mismo, solo entre la oscuridad escuchando la voz de mis pensamientos, esos pensamientos que me gritan a cada segundo que no estás. Que me amas. Es un duelo a muerte cada noche, me cuesta trabajo sobrevivir a ella, me cuesta tanto que tal vez un día no lo lograré y me vencerá para levantarme e ir a tu encuentro a donde me esperas con tus lagrimas abiertas, que secarán estos dedos rotos.

No me veras llorar……pero no sabes cuánto me duele tu ausencia.

No te buscaré…. pero te extraño cada día de mi vida.

No te llamaré…. pero no pasa un solo instante sin que piense en ti.

No te lo diré…pero te quiero y te deseo más que nunca, más que antes…más que siempre, por siempre y un día.

Anoche desde hace mucho tiempo dormí tranquilo, tuve un lindo sueño, nos volvíamos a encontrar en aquel parque donde nos conocimos, el sol brilla y se reflejan destellos en tu cabello, me esperas como siempre, con una sonrisa y tus ojos luminosos, no decimos nada, solo nos perdemos en un abrazo eterno. No lo soporto más, Iré a buscarte, no me importa nada, solo quiero estar contigo, estar contigo por siempre y un día.

Salgo rumbo a ti y cruzo por nuestro viejo parque, la lluvia es feroz como cuando la última vez que te vi, no hay un hermoso sol como en mi sueño, el lugar esta desierto y el cielo es tan gris que me deprime, acelero el paso para llegar contigo, no sé  qué te diré, tal vez solo te abrazaré.

Al llegar a aquella banca donde nos dimos nuestro primer beso, una silueta se dibuja entre la lluvia, me acerco sorprendido y emocionado, de nuevo vuelvo a ver tus ojos luminosos, pero bañados de lágrimas, sonríes y con la voz entrecortada me dices que me estabas esperando, que cada día te sentabas en el mismo lugar esperando encontrarme, que sabías que tarde o temprano llegaría. Te abrazaba con amor infinito, te pedía disculpas, te decía que te amaba, tu no decías nada, solo sonreías. Regresábamos a casa empapados, envueltos el uno en el otro, hicimos el amor toda esa noche, me abrazabas tan fuerte que sentía como entrabas en mi cuerpo, susurrabas mi nombre, y una y otra vez solo me decías, por siempre y un día.

El sonido del teléfono me saca del paraíso, me volví hacia a ti pero ya no estás, te llamo varias veces pero no respondes, te busco por toda la casa pero no te encuentro. El maldito teléfono no deja de sonar, de pronto pensé que tal vez eras tú para decirme donde estabas, me apresuro a contestar, pero la voz no era la tuya, sino la de un viejo amigo.

-Porque no me contestas? me he cansado de llamarte toda la mañana. Me dice en tono preocupado.

-Lo siento estaba dormido.

-Lamento ser yo quien te diga esto, Rebeca murió ayer, tuvo un accidente y quieren que vengas a su funeral.

Sus palabras me dejaronn helado, pero solo pude reír, debería de ser una broma, una de muy mal gusto.

-Por supuesto que no, estuvimos juntos anoche, regresamos, la fui a buscar y la encontré en el parque, pasamos aquí la noche.

-Lo siento hermano, pero no tiene sentido lo que dices, te doy la dirección de donde la tienen, allá te espero.

Al colgar me quede petrificado, que hace dos días habías muerto, si acababa de estar contigo.  

Me dirigí a toda prisa pensando que todo era un error, te marque tantas veces, pero siempre una grabación me decía que tu número no existía.

Al llegar al velorio y ver el ataúd sentí escalofrió, me acerque con miedo a encontrarte, deseaba que no fueras tú, deseaba  tanto que no fueras tú.

El estar de nuevo frente a ti fue aterrador, estabas dormida dentro de ese ataúd de cedro brillante. Me devasté  por completo, no lo podía creer, había estado contigo hacia tan solo unos momentos, aunque me decían que llevabas días muerta, no lo creía, tal vez solo fue un sueño, un hermoso sueño contigo.

Mientras tu cuerpo era devorado por la tierra, solo pensaba en tus palabras de la noche anterior, donde decías que me amabas y que ibas estar conmigo por siempre  y un día.

Todo quedo en silencio, me quede solo en ese cementerio pensando en lo que sucedió, al final comprendí tus palabras, si estuviste conmigo siempre y el día extra que me regalaste, regrésaste de un lugar lejano para estar conmigo, para estar juntos una vez más por siempre, por siempre y un día.   

Facebook Comments